X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

Vespa y aire

Hoy escribo dos artículos, en uno salen vespas y en otro sale mi adolescencia. Pues mi hija Carmen que no los ha leído me los ha unido con un gesto. La llevaba en vespa y le ha hecho muchísima gracia ver cómo el viento me inflaba la camisa. Tocaba el globo con las manitas, son-riéndose. Ese gesto, como una caricia con airbag, fue muy de entonces en la misma vespa. Pero eso no le he dicho, sino que le he recitado aquello de Rafael Alberti en Marinero en tierra:

Ay, mi blusa marinera,

siempre me la hinchaba el viento

al divisar la escollera.

Luego en casa ha dibujado su caricia.

También te puede interesar