X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

Todo se pasa

Si santa Teresa de Jesús no fuese tan santa, sería reconocida como la grandísima escritora que también es. El libro de la vida tendría que figurar en el pórtico de cualquier ensayo sobre el diarismo español. Esa mezcla suya de gracia y Gracia, de humor y temblor, de socarronería y sutileza es inigualable.

También su poesía se lee poco o mal. Consoladora y exultante es su pequeña canción inmensa del abandono en Dios. Ya (la) saben:

.

Sin embargo, hay una diferencia de matiz que puede convertir este poema en una excusa barata para la indiferencia o el relativismo. La inquieta reformadora no fue precisamente una nihilista zen. Obsérvese que dice «Todo se pasa», y no, como leen tantos, «Pasa de todo».

También te puede interesar