X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

Talibanes inclusivos

Es lógico que los derrotados busquen edulcorantes con los que sobrellevar la humillación. Y los derrotados somos todos nosotros; todos los que queremos defender la libertad, el respeto a las personas y a su dignidad, y la primacía del imperio de la ley forjada en democracia. Pero la teocracia talibán ha ganado porque la democracia liberal se ha rendido. Por eso tiene cierta lógica ese edulcorante del “talibán inclusivo” que se ha estrenado esta semana.

Es tan, tan inclusivo el régimen talibán que ya manda en todo Afganistán que nos han dicho que respetarán los derechos de las mujeres… dentro de la sharia, eso sí. Lo que manda la sharia lo fijan los talibanes, evidentemente. Y su interpretación de la sharia queda retratada en la destrucción de los dos Budas gigantes de Bamiyan, en la Ruta de la Seda. Los Budas llevaban allí 1.500 años, pero en 2001 los talibanes decidieron que cumplir la sharía exigía su voladura. Y los dinamitaron con retransmisión en directo, para que nadie perdiera detalle de su capacidad destructiva.

Aplicar edulcorantes a la humillación es humano, pero convendría no exagerar en las comparaciones. Por ejemplo, tiene muy poco o ningún sentido comparar la zafiedad talibán con la Edad Media. Oiga, no. Que en la Edad Media, por ejemplo en España y ahora que estamos de año Jubilar, ya teníamos el Camino de Santiago. No tienen comparación ni consigo mismos. Ni son Omeyas levantando la Mezquita de Córdoba (sobre la basílica visigoda de San Vicente), ni Nazaríes legando la Alhambra de Granada a la posteridad. Son la brutalidad, aunque ahora queramos imaginarla muy inclusiva.

 

También te puede interesar