X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

Recuerdos de un patio

 

He soñado hoy con la casa de mi abuela. Mi infancia son recuerdos de un patio portuense. De golpe, sentí una hermandad con Antonio. Nunca fui muy futbolero, pero allí sí jugábamos  mucho, quizá por el placer de usar de porterías dos columnas de mármol blanco, en las que daba gusto hacer poste. También porque me tiraba mi prima Coco. El balón rebotaba peligrosamente entre macetas y espejos. En aquel patio había recibido mi abuela del Puerto a mis abuelos de Murcia por primera vez, y ellos se habían sentido inmersos en una comedia de los Álvarez Quintero. Me contó Luis Suárez, que es el que sabe de estas cosas en el Puerto, que el pasamanos de la escalera es muy bueno. Yo recuerdo que entonces los escalones de mármol estaban desgastados y me maravillaba esa curva como de canto rodado por los pasos de una sola familia. Ahora mi tía Consuelo, que heredó la casa, los ha arreglado, ay. También se cubrió el patio, así que nunca más oí la blandura de lluvia sobre aquellos mármoles; aunque en mis sueños todavía.

 

 

[La foto no es del patio de mi abuela, más humilde, sino del palacio de Aranibar, pero las columnas y el colorido son clavados]

También te puede interesar