X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

Quijote victorioso

Jamás más liado en lo leído que ahora. Tenía planeado escribir en este blogg sobre el Quijote victorioso, pero, al comentarlo con mi ilustradora Carmen García-Máiquez, la cosa se me fue de las manos y, con la emoción, acabó en una columna de opinión en la prensa local. ¿Y ahora qué hago con el dibujo del final de las bodas de Camacho que me pintó ella?

 

 

Al menos, puedo insistir en la idea original. Valoramos poco las gloriosas victorias que también tuvo el Quijote. Desde luego, su intervención en las bodas de Camacho fue providencial. Aquello podía haber terminado con un baño de sangre y, gracias al Caballero de la Triste Figura, tuvo un final feliz. Los camachistas comieron perdices y los basiliscos vieron triunfar el amor de Quiteria y Basilio. El buen Camacho se libró de una boda sin amor, que también hay que celebrarlo.

 

He acariciado la idea de escribir un librito que glose todas las victorias de don Quijote y, en plan Qué bello es vivir, las proyecte en el futuro de los personajes toda la dicha que supuso ese encuentro con don Quijote. Imaginad por ejemplo cómo el Caballero del Verde Gabán valoraría mucho más la poesía de su hijo tras las alabanzas que le hizo don Quijote. O el matrimonio felicísimo de Dorotea y don Fernando.

 

Mi modelo sería una de las páginas más bellas de Azorín (y ya es decir, y lo digo): el texto «Las nubes», de Castilla

También te puede interesar