X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

«Por esta costumbre de saberme imagen»

 

Hoy hemos fallado el Premio Adonáis. Aunque sea una metáfora exagerada, conlleva dolores de parto, Está, desde luego, la alegría de que tres nuevos libros, premio, accésit y accésit, le hayan nacido al mundo. Queda el sabor agridulce de los libros que no han salido, aunque saldrán, claro, porque también lo merecen. Ahora los recuerdo y repaso sin remedio. Por ejemplo, este poema de Tamara Santana, Refleja el coste que esta sociedad del eco y las redes sociales conllevan. Estos dos versos y medio encierran una advertencia inolvidable: «Por esta costumbre de saberme imagen / no alcanzo a verme en los espejos:/ soy el otro lado». Y todo cuanto sigue.

 

Se publicará este poema y también se citará cuando se hable de los signos de nuestro tiempo. Al tiempo.

 

Aquí el poema entero:

 

CADÁVER EXQUISITO

A veces me pregunto: ¿estoy sola
en esta constante, fatigosa necesidad
de justificarme en todo lo que hago?
Por esta costumbre de saberme imagen
no alcanzo a verme en los espejos:
soy el otro lado. De esta parte
son mis ojos canales de otros ojos.
Vivo una existencia confirmada
en esos rostros. Las cortinas corridas,
las puertas cerradas, la certeza
de la soledad del cuarto propio:
¿es posible la intimidad cuando
las experiencias de este cuerpo
son las criaturas de los otros?
Solo habitan bestias en mis noches,
ansiedad de animal nocturno
frente a siluetas de falanges afiladas.
Si estallo, el placer no es solo mío:
soy una impostora en mis orgasmos
y de mi desnudez, cadáver exquisito.
Tras mis ventanas, ¿farolas encendidas
o son los iris amarillos de los sátiros?
Murmullo de espectador en mis pasiones,
narrador omnisciente en mis flujos
de conciencia. Repleto el coliseo
de esta multitudinaria existencia,
a veces me pregunto: ¿estoy sola
en esta perpetua, extenuante necesidad
de justificarme en todo lo que hago?

 

 

También te puede interesar