X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

Plof

 

Decía Jules Renard que no veía en la vida más que razones para no escribir una novela. Y es que bien vista la vida es apasionante… y novelesca. Ayer me propuse pensar bien y, entonces, pensé bien. Cuento la anécdota. Tengo un amigo que es una excelente persona pero que está últimamente muy desanimado, muy plof. Todo le aburre. De vez en cuando, otros amigos le sacan a tomar una copa. Y a mí, antes de mi propósito de ayer, me ponía de los nervios que le preguntase qué tal y me dijese que aburridísimo, que no hace nada, que todo el día en casa, sin contarme lo de los amigos.

 

Ayer, sin embargo, descubrí la razón. Mi amigo depre, si me contase lo de las copas, tendría que decirme que los otros le dan muchísimo la lata, que se lo llevan a rastras, que no le apetece nada y que lo pasa de pena. De modo que su silencio no es que se niegue a darme la alegría de que hace planes, sino la delicadeza de no rajar.

 

Tengo indicios suficientes (la vida como una novela de detectives) para estar seguro de mi interpretación, que ahora me llena de ternura por unos y por otro.

También te puede interesar