X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

Pedro Sánchez: ‘Ho tornarem a fer’

Quizá es porque era domingo. Quizá porque fue en un mitin en Torremolinos. Quizá porque ya está todo descontado. Pero no deberíamos… Y, sí, el domingo en Torremolinos, el señor presidente del Gobierno le dijo a los militantes de su partido que “si tuviese que volver a hacerlo, lo haría de nuevo”. Con tan desabrochada desinhibición se refirió Pedro Sánchez a los dos Estados de Alarma declarados (¡ambos!) inconstitucionales por el Tribunal Constitucional. Aún más, justificó su inconstitucional decisión, y su anuncio de futura ilegalidad, en que -según él mismo y nadie más- “había salvado cientos de miles de vidas”. Nos ahorró cuantificarlas en medio millón, como ha hecho otras veces.

 

Oiga, que lo que usted hizo es inconstitucional. Que estaba advertido. Que tenía toda la razón Vox en los recursos que presentó ante el Constitucional en contra de su decisión. Que para hurtar tantas libertades como su Gobierno esquilmó a los españoles en la pandemia era constitucionalmente necesario declarar el Estado de Excepción, no el Estado de Alarma. Que usted no podía cerrar el Parlamento como lo hizo. Que en eso también tenía razón Cayetana Álvarez de Toledo cuando dijo que un Parlamento no se cierra “ni en una guerra”.

 

¡Ya! Que “lo haría de nuevo”. Tan desacomplejado anuncio se parece demasiado al “ho tornarem a fer” de sus socios de Gobierno, los golpistas que usted mismo ha indultado. Y ése es el problema de fondo. ¡No pasa nada por ponerse la ley por montera! Solo hace falta proclamar que eres la personificación de las buenas intenciones y de la democracia bondadosa. También hace falta señalar como antipáticos fascistas a ésos que son tan antiguos como para defender el imperio de la ley.

 

En ese desprecio, precisamente, se basó el procés catalán. Y esa similitud importada por el sanchismo, desde el separatismo golpista al Gobierno de España, está muy bien documentada en El proceso español, de Juan Milian.

 

Como escribe en el prólogo, “Pedro Sánchez y sus aliados han metido el procés en La Moncloa. Observar los paralelismos entre el 2017 catalán y el 2020 en toda España nos ayuda a entender hacia dónde nos dirigimos si no ponemos remedio”.

 

No quiero hacer spoiler pero, como dice Milian, “se repite la misma historia porque el Gobierno español no solo tiene como aliados y sostén a quienes protagonizaron aquel golpe a la democracia en Cataluña, sino porque comparten la misma forma populista de gobernar, creando enemigos y desinformando, estresando a la sociedad y alentando la desconfianza. Si nada cambia, los resultados también serán los mismos: desgaste de las instituciones democráticas, agravamiento de la crisis económica y ruptura de la convivencia entre los españoles. Es lo que denomino el ‘proceso español’ pone en riesgo el mejor legado de la Transición democrática”.

 

Quizá ya lo hemos dado todo por descontado y, por eso, el ‘ho tornarem a fer’ de Sánchez en Torremolinos, un domingo de noviembre, ni siquiera ha sido noticia.

También te puede interesar