X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

Optimista y esperanzado

 

Me ha gustado mucho esta entrevista a Juan Manuel de Prada a cuenta de su nuevo libro Enmienda a la totalidad. Me ha interesado en especial esta respuesta: «Nuestra época es optimista y desesperada, yo soy un pesimista esperanzado». Creo que a nuestra época la clava y que él se retrata bastante bien; pero, además, me ha dado luz para ver lo que yo soy: un optimista esperanzado. Sin esperanza, sin duda el optimismo se desespera, como vemos hoy por todas partes; y el pesimismo asumido a fondo se la deja botando a la esperanza, que, a fin de cuentas, es lo último que se pierde.

 

Lo mío es menos lógico. Pero un buen pesimista, como Juan Manuel, ha de ser el primero en reconocer que sólo una esperanza teologal es capaz de sostener todo el peso incluso del optimismo. Y cuando se tiene esa esperanza, si uno no anda con cuidado —y yo no ando con cuidado—, se le desborda la alegría, hasta caer en cascada, como en esas copas de champán que se ponen en pirámides, en los copas más bajas del optimismo más burbujeante, con perdón.

 

También te puede interesar