X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

Fin de curso

 

Ya van terminando los alumnos de Aeronáutica, con los que he trabajado codo con codo dos años. Han sido un curso tan bueno que quiero escribirles una carta de despedida. Mi primera intención es mandarles el poema excelente para estas ocasiones que escribió Víctor Botas.

 

 

Pero en el último momento me arrepiento. Hubo una vez que, como las clases fluían tan interesantes, me vine arriba y quise, en vez de explicar Derecho Laboral, política de precios o técnicas de atención al cliente, darles lo mejor mío, que es lo que se merecían, y les hablé de poesía. Aquello no les entusiasmó y les pareció raro [sic]. A mí me entró una gran melancolía, pero llena de agradecimiento. Cuando me preguntan por qué no me he cambiado de especialidad a Literatura, siempre digo que puedo entender muy bien que les aburra el Convenio Colectivo, pero que llevaría fatal que no les entusiasme Jorge Manrique. Estos alumnos tan buenos, a los que ni siquiera aburren los convenios. me recordaron que estaba muy bien donde estoy.

 

¿Quiere decir esto que renuncié a transmitir una mirada poética sobre la vida? Oh, no, sólo que poco a poco, en muy pequeñas dosis.

También te puede interesar