X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

Estado incivil. Concierto de alcaudones

Ya hace un tiempo desde aquel entonces cuando dos extraños charlaban de libros entre copa y copa. La excusa era No le des más wisky a la perrita y la vida de un admirado Raúl del Pozo. Cara a cara se intuía que la entrevista iba a ser el mismo pretexto pero, esta vez, perfumado con aroma de amistad.

Si todavía necesitara una presentación entre camaradas, con una escueta introducción mencionaría que Jesús Fernández Úbeda es periodista, escritor y poeta. Por último, indicaría su especial sensibilidad por lo cultural, artístico y también musical. Lo cierto es que la excusa continúa entre cervezas y buenas historias. Precisamente por esto, la otra presentación que tengo en mente (la buena) es más cercana, saladilla, sin lo profesional de por medio. Es –si me permitís– un tipo cojonudo y un descubrimiento en todos los sentidos. Ojalá tengáis la oportunidad de conocerle porque no, no exagero.

Una vez más su talento desenfrenado ha llegado en forma de un segundo poemario: Estado incivil. Concierto de alcaudones. Con alguna que otra primera persona de por medio, las escenas cotidianas y verdades sin paliativos de sus versos son una invitación para quien quiera darse por aludido. Un libro con personalidad–como el autor– con ritmo vivaracho, con acordes de guitarra canalla, de espíritu libre, de fondo salvaje y tremendamente personal. Cada poema es una declaración valiente de sabiduría infinita. Entre alcaudones inciviles, me quedo con un proverbio manchego que dice así: «Hay que intentar cambiar de canción, la vida fluye».

¡Gracias por tanto, Jesús! Espero que a vosotros también os guste.

 

 

También te puede interesar