X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

El rosal y la viña

 

Recordad, siempre que os hagan el discurso de la delicadeza contra la vida ordinaria, práctica o la pelea política, los rosales de las viñas. No hay rosales más bonitos.

 

No se plantan como adorno, sino todo lo contrario. Las plagas atacan antes a las rosas, de modo que cualquier problema en el rosal denuncia una amenaza las vides. Su belleza es una fortaleza. Una torre barbacana.

 

La poesía, para los hombres, es igual.

También te puede interesar