X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

El inicio de la cuenta atrás

El 24 de mayo de 2018, hace 3 años, arranca la cuenta atrás. Hace 36 meses… y aún nos amenazan con otros 32 meses más. (Como ustedes saben, ya será algo menos)

Ese 24 de mayo cayó en jueves, y el Congreso aprobó los últimos Presupuestos de Rajoy. Sí, ésos que han estado vigentes hasta hace bien poco.

Sin ánimo de ofender -faltaba más- pongo aquí como empezaba la crónica de un relevante medio nacional ese día:

La legislatura culminará, previsiblemente, en junio de 2020 una vez que anoche se despejó la principal amenaza para un adelanto electoral. El PNV salvó este miércoles los Presupuestos Generales del Estado de 2018 tras semanas de incertidumbre al sostener hasta el último momento que no los apoyaría mientras estuviera en vigor el artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Se da por seguro que las cuentas del próximo año se prorrogarán. Con esta aprobación se desvincula la crisis catalana de los presupuestos y Mariano Rajoy logra un respiro en una legislatura inestable y con Ciudadanos pisando los talones al PP”.

Pues no, al día siguiente, viernes 25, un Pedro Sánchez que tenía un grupo parlamentario de solo 84 diputados anunció su moción de censura. Sólo 84 diputados socialistas, menos de lo que le pronostican hoy sus desfavorables encuestas. Esos 84 junto a su conglomerado Frankenstein. Porque ésa fue siempre la clave del sanchismo: sumar grupos separatistas al no ser capaz de sumar votos ciudadanos.

El viernes siguiente, 1 de junio, Rajoy ya no durmió en La Moncloa. La XII Legislatura aparentemente continuó hasta las elecciones de abril de 2019, pero ya fue otra muy distinta. La moción de censura la partió en dos de forma mucho más dramática de lo que las elecciones en Madrid ha partido en en dos esta XIV Legislatura.

¡Qué distinto era todo hace 36 meses! Entonces parecía que aquel Ciudadanos de Albert Rivera iba a comerse el Hemiciclo a derecha e izquierda, y también era impresionante la pujanza del Podemos de Pablo Iglesias. 36 meses después, los partidos de ambos han quedado en nada, con ellos dos fuera del Parlamento. ¿Cambiará todo tanto dentro de 32 meses? Quien sabe… Por eso Sánchez prefiere mirar a 2050, dentro de 343 meses. ¡Será por meses!

Sus fastos de su 2050 también quedaron marcados por los meses. Una mujer joven, embarazada de ocho meses, le contó sus meses de ERES y ERTES, y le chafó su propaganda futurista con una reivindicación muy actual de la maternidad y la familia, del trabajo y la seguridad. ¡Qué mala pata! ¡A quién se le ocurriría invitarla! La chica ya es muy famosa porque ha escrito un entrañable librito que todo el mundo ha leído. Va de Campo de Criptana a Aranjuez, y es una bonita “Feria”.

 

 

También te puede interesar