X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

El anillo de Schatzki

 

Anoche el anillo de Schatzki me dio un chasquido. Hacía muchas cenas que no me jugaba esa mala pasada. Es un estrechamiento esofágico, por lo visto, que no me permite comer demasiado. Yo, además de lo bonito que es su nombre, le agradezco la justicia poética de su imagen. Me recuerda que a pesar de mi voracidad de lecturas, de escrituras, de experiencias y de conocimientos, no puedo aturrullarme. Se me forma un tapón en el pecho que, además de bastante doloroso y muy incómodo, me impide comer nada. O sea, es una anomalía con moraleja y eficacia normativa. Como además es un signo de la edad, el anillo —digo—, pero también esa moderación que exigen las circunstancias, he pensado que sería un título bonito para la entrega de mis diarios que recojan estos años.

 

Pero esto lo pienso ahora. Anoche, no. Les di la cena a mis compañeras de mesa en el descomunal asador, levantándome cada dos por tres. Y pasé una noche muy agitada, con el estómago vacío y el pecho lleno. Mandé el mensaje a los compañeros de curso de verano con los que voy a misa temprano de que no podría ir si quería estar en forma para dar mi seminario. Y nada más mandarlo me entró la sospecha de que el Schatzki fuese definitivo. Me dolía pensar que mis últimas palabras en este mundo hubiesen sido: «Mañana no voy a ir a misa».

 

Traté de aprovechar los negros presagios para hacer un haiku a la muerte en plan japonés. Pero todos querían girar sobre la idea de que en mi cama no admito a más señoras que a la mía y que la Muerte entonces se sonreía y se marchaba. No sabía yo si más adulada por el trato de señora y porque mi asociación de ideas había sido más con Eros que con Thanatos; o enternecida por mi fidelidad conyugal. Pero entre la duda de fondo y que no había manera de meter todo eso en 17 sílabas más un satori, me quedé sin haiku. De lo que me alegré porque, tras lo de la misa, hubiese sido una cosa demasiado frívola también.

 

La noche pasó. Y hoy me ha quedado el título de un libro (más la posibilidad de ir a misa por la tarde (que lo será de acción de gracias)).

También te puede interesar