X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

Del 11-S al 26-A

Del 11-S al 26-A van 20 años menos 16 días. Va toda la distancia entre el motivo para iniciar una guerra de 20 años y el acelerador para la retirada del perdedor. Va la sustancial diferencia entre cuatro aviones comerciales como proyectil mortífero, entre Washington y Nueva York, a otras tantas voladuras de posibles terroristas suicidas entre el aeropuerto y la ciudad de Kabul, la principal de ellas con militares estadounidenses como objetivo militar, y todas para desparramar muerte y terror civil. Los ¡al menos! 170 muertos por la primera detonación, 13 de ellos estadounidenses y otros tres británicos, con un niño incluido, dan idea de la voluntad yihadista de sembrar el horror.

 

El 11-S y el 26-A comparten el “horrorismo planetario” que popularizó Martin Amis en El segundo avión,y marcan una época: del intento de derrotar al terror yihadista en su terreno al reconocimiento de la derrota, por mucho que ésta se edulcore con bravatas del estilo de “we will not forget, we will not forgive” de un Biden rendido de antemano. Por mucho que se edulcore con bravatas o, como en la madrugada de este sábado, se sazone con inteligentísimos drones que, presuntamente, habrían hecho diana para quitar de en medio -precisamente- a los peores de entre los peores. ¿Para qué desplegar un Ejército teniendo tan eficaces drones?

 

En realidad, este 26-A es el colofón del “horrorismo” que empezó el 11-S y cuya factura solo empezamos a vislumbrar.

También te puede interesar