X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

Bitcoin literario

Vivo con la angustia, entre otras, de pagar muy mal a los que me prestan su atención y me regalan su interés, que se me quejan [muy amablemente, encima] de que no dejo de hacerles caer en la tentación de comprarse libros y hasta de leerlos. Soy el primero en saber que el tiempo es oro y el dinero, plata y que no vivir mata. El autor del que irremediablemente voy a terminar hablando ahora debe de saberlo todavía más y mejor, porque ha viajado por medio mundo y, además, no sólo ha sido aviador, sino aviador acrobático.

 

Todo lo cual lo ha compaginado (¡las alas y las letras!) con una intensísima vida de lector y, sobre eso, de escritor y, aún más, de traductor. Es, ya lo habrán adivinado ustedes, Sanz Irles. Su libro Texto sentido, recoge sus artículos sobre libros, poemas, escritores, traducciones y recónditos recursos literarios. En él demuestra que lo aviador no quita lo letraherido. Queda claro hasta qué punto es un lector finísimo, entusiasta y, me temo y  lo advierto, contagioso. Para más inri, a cada dos capítulos o artículos, te convence de que tienes que leerte ya o releerte otra vez el libro del que habla. Si lo recomiendo —me decía a mí mismo— estoy recomendando en realidad decenas de libros.

 

Estaba hecho un mar de dudas. ¿Hablo de Texto sentido o corro un tupido velo ahorrativo? Hasta que me sacó de dudas el mismo que me había metido en ellas. Sanz Irles hace un cálculo que me habré hecho yo cientos de veces pero sin esa precisión suya tan deslumbrante y convincente:

 

Catorce euros por este libro de cuarenta y seis poemas. Salen a treinta céntimos. Con la lectura del primero me he entretenido casi tres horas y otra más para escribir este artículo: cuatro horas envidiables por 0,30€. Buena inversión. Ni George Soros.

 

Sanz Irles es, en efecto, un bitcoin literario.

 

 

También te puede interesar