X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

Actitud

 

Las 7:10 de la mañana. Terminamos de desayunar en silencio. Mi hijo nos mira y exclama: «¡Por ahora, lo mejor de mi día ha sido el desayuno!» Dobla la servilleta y se va, muy serio, a vestirse. Dejándome atónito y entusiasmado.

 

Es la actitud correcta. Satisfecho, agradecido y poniéndose —con esperanza— el listón muy alto. Yo lo incluiría en un libro de poemas al desayuno.

 

Esta noche le tengo (y me tengo) que preguntar qué ha sido al final lo mejor del día.

 

También te puede interesar