X
LO LEÍDO
y lo liado
un blog de enrique garcía-maiquez

A la sombra, la luz

.

Este cuadro del joven pintor paraguayo Marcial Núñez pone de un excelente humor, ¿verdad? No sólo es la sombra fresquísima que evoca. Es la mirada al cielo. Aunque apenas se vea. Está ahí, tirando también hacia arriba de los árboles que nos regalan su sombra, gracias a su propio afán ascensional. Y el cielo —que se atisba un poco entre las ramas— se vuelve aún —mecanismo emulativo girardiano— más deseable. Nunca estar tan abajo nos dio tantas alas.

Hoy, Ángel Ruiz, en su excelente blogg, decano de la blogosfera reaccionario-conservadora-cultureta, trae un poema mío, en el doble sentido de que lo escribí yo y de que no tiene que gustarle a todo el mundo, porque lo escribí muy especialmente para mí, con perdón, aunque Ángel le da también sus alas al texto. Pero nótese la diferencia con otro poema de Con el tiempo, que es mío sólo a medias, porque quiere retratar un milagro de y para todos:

Siesta a la sombra.

Otro pájaro, el sol

entre las ramas.

Ese pájaro de luz que se ve y oye, aquí y allá, en el cuadro de Marcial Núñez.

También te puede interesar